Europa 2019

Durante nuestro viaje desde Argentina hasta Alaska, nuestra capacidad de asombro, superó todo limite. En variables circunstancias, en modos impensados; hemos sido sorprendidos a cada paso, a cada kilometro, a cada momento, con experiencias y aprendizajes que valen de por sí, mucho más que el hecho de cruzar un continente entero en carro.

A veces, como impulso didáctico, hemos intentado resumir esos aprendizajes. Cómo si hubiera una obligación de encerrar en esa palabra momentos que se viven y que se sintonizan desde un lugar especial para cada uno de nosotros.

Quizás uno de los que más nos ha marcado es el de aprender a viajar liviano. Liviano de equipaje, de preocupaciones, de planes, de ataduras, de compromisos, de limitaciones a emprender por lo desconocido, por el camino que más pueda llegar a traernos sentimiento de libertad, de felicidad pura, de inspiración.

Es por eso que, de charla en charla, durante nuestros kilómetros finales hacia la frontera con Alaska, una tarde, súbitamente, y con las montañas y lagos de colores e inmensidades variadas, nos picó el bicho de las dos ruedas…..»-Cómo será viajar en bici?-«, «-Cómo hacen para llevar todo en dos ruedas?-«. Atónitos, buscando respuestas, y sintiendo cómo nuestra camioneta se esforzaba en subir una cuesta, encontramos la respuesta. Así nació la idea: Vamos a Europa en bici.

Otra vez, pergeñando un proyecto de viaje sin la más mínima experiencia anterior que lo respalde. Otra vez trazando líneas imaginarias sobre mapas sin escala. Sobre sueños sin sustento. Sobre razones irracionales.

Y aquí estamos. 2019 nos recibe con la posibilidad de comprar dos tiquetes aéreos. A mediados de 2018 una empresa Argentina, Bicicletas Gribom, desde el corazón y sin mediar cuestionamientos, nos empujó a subirnos a sus dos bicicletas, que por intermedio de Garcia y Olivero, una empresa de nuestra ciudad, fueron obtenidas como patrocinio.

Aquí estamos, a meses de embarcarnos rumbo a las rutas que se desandan alrededor del Rio Danubio. Recorreremos Europa.

Intentando que nuestro equipaje sea liviano. Que nuestra aventura sea refrescante. Y que podamos compartir nuestra alegría con ustedes. Bueno, ya lo estamos haciendo.Si se animan, vamos. A pedalear!

Menú de cierre