Costa Rica

Después de estar en Panamá por un año, los recuerdos de Colombia se volvían un tanto borrosos. Y lo cierto es que en los primeros 5 días en Costa Rica, nos sentimos, nuevamente, como en Colombia: gente tremendamente bella, con unas ganas enormes de sonreírte, dar a conocer su país, y claro, ayudarte en lo que sea necesario!!!

Un país tan pequeño, que te permite en un mismo día, ver el amanecer en una increíble playa del Caribe (Puerto Viejo), almorzar en las afueras de su ciudad capital, con la vista de montañas y volcanes, y disfrutar, si el tráfico intenso te lo permite, de un atardecer en una playa surfer del pacifico. Toda esa intensidad, e inmensidad, en un día. Si, realmente, Costa Rica es pura vida!

En total, contando tres entradas, estuvimos 110 días.  Es verdad que al ser un país pequeño, y con estándares de vida muy altos, para lo que es el contexto de centro América, el vivir el día a día, puede resultar un poco más caro, inclusive que Sudamérica. El combustible, en un entorno donde el cuidado del medio ambiente es una política de Estado, es muy caro, y eso nos llevó a caminar y recorrer mucho el país en métodos alternativos. Así y todo, hicimos 2400 kilómetros y pudimos conocer casi todos sus recovecos.

Tuvimos la oportunidad de colaborar con un hermoso proyecto en Puerto Viejo, ciudad que nos encantó, y también pudimos estar mucho tiempo cerca de San José, con sus lluvias verspertinas. La gente nos trató siempre de la mejor manera, y vivenciamos un país que, en  los hechos, ama cuidar sus recursos, su gente, y desparramar simpatía y felicidad a cada paso. El PURA VIDA, no es solo un slogan, es un acto diario de cada uno de ellos, una actitud frente a lo que se venga, que hace que todo sea más fácil.

Fijate en «Algunos relatos de viaje» para conocer un poco más como nos fue en Costa Rica

Menú de cierre