Brasil

La ventaja del combustible barato en Venezuela, nos permitió darnos este lujo de viajar hasta Boa Vista y Manaus, en Brasil, lo cual, en términos geográficos, nos llevaba casi a estar más cerca de Rosario (en Argentina) que de Panamá, hacia donde «desde la lógica», debíamos seguir avanzando.

Lo hicimos porque realmente es un lugar de Brasil que sabíamos que iba a ser nuestra quizás única chance de conocer.

Nos encontramos con ciudades absolutamente diferentes. Tranquilas, quizás por su propio aislamiento, y con un acervo cultural más cercano a los paises que lo rodean, esta visita de  casi  40 días al estado de Roraima nos llevo a concluir respecto a la inmensidad de culturas y pueblos que, con sus diferencias, conforman el gran Brasil.

No recorrimos mucho, solo 2507 kilómetros. Pero nos sorprendimos con la inmensidad de Manaus, con la grandeza de sus ríos (que conforman el delta del Amazonas), la selva, el verde y la increíble majestuosidad de sus edificios de la época del caucho, donde la ciudad era la capital mundial a nivel industrial!

Grandes anécdotas, muchas de ellas casi inverosímiles, una intensidad propia de una verdadera aventura que nos planteamos al conocer esta aislada parte del país, y mucha gente linda que conocimos, fueron algunos de los puntos que nos llevaron a pensar en Brasil como un país que valdrá la pena, en un futuro, viajar en toda su extensión.

Ya te vamos a contar un poco más de cómo nos fue aquí en Brasil

Menú de cierre